lunes, 8 de diciembre de 2008

La Atlántida: segunda parte, Knossos


Aquí de nuevo, tras la experiencia tortuosa de un texto largo en letra pequeña, vuelvo para hablaros de uno de los mayores descubrimientos bajo tierra: el gran palacio de Knossos.
Fue descubierto en Creta por Arthur Evans a principios del siglo XX. Al desenterrar un palacio del tamaño de 4 campos de fútbol con un entramado 1300 habitaciones repartidas en 4 plantas con infinidad de pasillos, le recordó el laberinto del rey Minos (según la mitología griega tuvo un hijo de nombre Minotauro y por vergüenza lo encerró en un gran laberinto al centro del palacio) y por ello a esta civilización desaparecida se la llamó minoica.
Este palacio aun en nuestros días resultaría una verdadera obra de arte arquitectónica, pero en aquellos tiempos podría haber sido perfectamente la Atlántida, ya que al compararla con otros palacios de la época de una planta y de 3 o 4 habitaciones, claramente este palacio destacaba entre el resto. Está situado en un lugar de colisión de placas, de terremotos frecuentes, por lo que los constructores comenzaron a edificarlo con contrafuertes para evitar su derrumbe, pero probablemente durante la construcción, o tal vez después sufrieron un terremoto bajo el que los contrafuertes no resistieron. Es por ello que al final de la construcción comenzaron a usar armazones de madera sobre los que se construía el resto de la estructura en piedra. Esto le aportaba la fuerza de la piedra y la flexibilidad de la madera, totalmente antisísmico… aunque no lo suficiente para soportar el desastre que destruyó esta civilización.
Está contruido con yeso cristalizado, y aunque ahora esté erosionado por el tiempo, debió de relucir tanto como la plata, tal como dijo Platón.
Al ser tan grande, muchas de las habitaciones quedarían sin luz o ventilación suficientes, pero un complejo sistema de pasillos estratégicamente orientados transportaba la luz y el aire de las habitaciones exteriores y el patio central hacia las habitaciones interiores.
Algo que llamó mucho la atención de los arqueólogos fue la impresionante red de aguas que poseía ese complejo. Con cañerías de cerámica, esta civilización tuvo los baños más antiguos jamás vistos, y agua corriente en cada estancia especializada.
Por las investigaciones, sabemos que era una civilización muy avanzada, que vivía en armonía con los elementos, de igual forma que describía Platón.
Se cree que su destrucción, alrededor del 1500ª.C, fue debida a un gran volcán, por las cenizas en las que se hallaba enterrada, la erupción provocó una sucesión de tsunamis que terminaron de destruir el lugar.

3 comentarios:

Fujur dijo...

Por mi parte, una tesis que me seduce sobremanera es la de pensar que la Atlántida bien pudo haber sido... Tartessos. De hecho, se cree que precisamente esa rica civilización pudo bien haber sido la de los atlantes, obviamente no con coches voladores, pero sí con un grado de desarrollo hoy inexplicable.
un abrazo!

superafrik dijo...

Buenos días, estoy haciendo un trabajo de investigación, y me gustaría saber, de donde has sacado la información, de que utilizaron yeso cristalizado, para la construccion del palacio.
muchas gracias, me ha gustado mucho tu articulo.

nutry dijo...

Hay muchas teorías sobre la Atlántida, pasaré por bastantes de aqui a que termine con toda la información que existe sobre la la ciudad xD

superafrik, de un documental del canal historia (es totalmente fiable), con un poco de suerte lo encontraras en la página web del canal o en documentales.us, aunque tampoco decía mucho más en el documental de lo que yo he escrito.